Qué es y cómo funciona una Línea de Crédito

Qué es y cómo funciona una Línea de Crédito

by Marc Domenech

Una línea de crédito es una cantidad de dinero de la que disponemos, pero solo durante un tiempo determinado y con el límite acordado entre la entidad financiera y el cliente. Su funcionamiento es similar al de una cuenta corriente de dinero, con la diferencia de que dispones de un capital del que puedes hacer uso.

Dicho de otra manera, es como una cuenta corriente con dinero que la entidad bancaria le facilita a un cliente, con la salvedad de que ese dinero no es del cliente sino del banco. Así que el cliente puede recurrir a esa cuenta de crédito siempre que quiera dentro de los límites establecidos y, una vez terminado el periodo acordado, el titular de la línea debe restituir el saldo que había al principio. Mientras tanto, el banco va cobrando comisiones de funcionamiento e intereses.

Diferencia entre Línea de Crédito y Préstamo

Los Préstamos tradicionales funcionan de forma diferente a una Línea de Crédito. En el Préstamo se solicita una cantidad concreta de dinero y se establece un calendario de pagos en los que se van saldando periódicamente los gastos e intereses del crédito así como la cantidad prestada. Concluido el calendario de pagos, se extingue el préstamo, mientras que en el caso de las líneas de crédito, se pueden prorrogar si hay acuerdo entre entidad y cliente.

La Línea de Crédito es un producto diseñado para que puedas sumir pequeños gastos puntuales y recurrentes en el tiempo, gastos a los que podrás hacer frente pasados unos días. Si lo que necesitas es una suma importante de dinero que no podrás devolver hasta pasados varios meses o incluso años, lo mejor es recurrir a la figura del Préstamo. En un Préstamo pagarás por la cantidad total prestada, incluso si al final no la usas para nada.

Ventajas de una Línea de Crédito

Entre las principales ventajas de las líneas de crédito figuran:

  • Inmediatez

    Puedes disponer del dinero justo en el mismo instante en que lo necesites.

  • Comodidad

    Sea a través de la contratación de una tarjeta de crédito o de una línea de crédito online, tendrás tu dinero en el bolsillo en todo momento, bien en la cartera, bien en tu dispositivo móvil.

  • Facilidad

    Es un proceso sencillo contratar el producto y renovarlo, y la asunción de unos gastos extra en forma de intereses o comisiones mucho menores a los que presentan otros productos bancarios.

 

línea de crédito para empresas

De hecho, las líneas de crédito suelen ser el producto estrella entre emprendedores, autónomos y pequeñas empresas, pues pueden hacer frente a gastos cotidianos cuando aún no han ingresado los beneficios pertinentes de su actividad. A todos ellos, una línea de crédito les supone mayor flexibilidad y seguridad a la hora de abordar pagos ineludibles, pues se trata de un producto idóneo para financiar pagos a corto plazo.

Desventaja de una Línea de Crédito

Una de las principales desventajas de las líneas de crédito, frente a otras vías de financiación, es que llevan aparejadas más comisiones, precisamente por ese concepto de que tienes “dinero siempre disponible”, dentro de los límites y el tiempo que se han pactado en el contrato.

Línea de Crédito para Empresas

Cuando en la balanza financiera de la empresa pesan más los gastos que los ingresos, solemos encontrarnos en un problema que es necesario resolver cuanto antes. Las líneas de crédito de empresa son una buena solución para grandes empresas y PYMEs que pueden inmiscuirse en grandes proyectos a largo plazo.

 

Resumiendo: Una línea de crédito es una opción interesante para contar con dinero al instante durante un periodo de tiempo. Una línea de crédito te proporcionará el dinero que necesitas para solucionar problemas de tesorería de una forma sencilla, eficaz y a la medida de las posibilidades de la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *