Planificación Financiera para empresas a largo plazo

Planificación Financiera para empresas a largo plazo

by Marc Domenech

Toda empresa debe definir una estrategia corporativa global y plasmarla en un Plan estratégico o Plan de Negocio de 3 a 5 años, que determina las decisiones a largo plazo de la empresa. El Plan Estratégico se concreta en diferentes estrategias y planes tácticos y operativos, para cada departamento o área funcional de la empresa.

Los planes tácticos son planes de acción a corto plazo que desglosan las estrategias en tareas concretas. El contenido de estos planes suele incluir como aspectos necesarios para alcanzar los objetivos propuestos: las metas específicas calendarizadas, el presupuesto de ingresos y gastos y los recursos que es necesario dedicar.

Los planes operativos establecen una hoja de ruta para lograr los objetivos tácticos. Es un plan muy detallado y generalmente tiene una duración efectiva de un año. El interés de elaborar un pan operativo es poder hacer un seguimiento cercano de las actividades de cada departamento o área, con el fin de evitar desviaciones en los objetivos.

Qué es la planificación financiera a largo plazo

La planificación financiera es parte de la planificación estratégica de la empresa, en la que se cuantifican los proyectos de la empresa, concretándolos en:

  • Costes de inversión
  • Necesidades de financiación para dichas inversiones

La planificación financiera parte de los datos históricos de la contabilidad y otros datos que aporta el plan estratégico como pueden ser los productos o servicios del negocio, la cifra de ventas, necesidades de inversión, costes de producción u otros costes, etc., para realizar una anticipación de cómo afectarán a la empresa ciertos acontecimientos.

La planificación financiera a largo plazo, es hacer una proyección de las cifras actuales, cuenta por cuenta, de los Estados Financieros. Se obtiene una imagen de la situación futura de los mismos, en el momento que se quiera fijar.

Cómo se realiza la planificación financiera a largo plazo

Los datos a valorar para realizar la panificación financiera son generalmente los siguientes:

Pérdidas y Ganancias:

  • Identificar y cuantificar las fuentes de ingresos, tanto las ventas de productos y servicios como otros ingresos
  • Identificar y cuantificar los distintos conceptos de coste, como por ejemplo, costes de personal, suministros, costes de aprovisionamiento, costes financieros…

Balance de Situación:

  • Activos e inversiones necesarias, tanto en activo fijo como en activo circulante
  • Pasivos o fuentes de financiación necesarios para dicha inversión en activos. Recursos propios y financiación ajena a corto y a largo plazo

Definición de la política de dividendos y reservas de la empresa, que influirán en la cifra de recursos propios y, por tanto, en la financiación a obtener.

Partiendo del escenario actual, formado por los datos con los que se cuenta, antes de iniciar una inversión se estudian las posibilidades del proyecto en tres escenarios: realista o más probable, optimista y pesimista.

A continuación, se realiza el proceso de simulación o proyección de los Estados Financieros futuros bajo un conjunto de hipótesis acerca de la evolución de ciertas variables:

  • El Balance de Situación
  • La Cuenta de Pérdidas y Ganancias
  • El Estado de Origen y Aplicación de Fondos
  • El Análisis de Descuento de Flujos

Con el análisis de sensibilidad, se estudia el comportamiento de los flujos de caja y, por tanto, del resultado de la valoración de la inversión en cada escenario, cuando se cambia una sola variable. Por ejemplo, % esperado de aumento de ventas evolución de los tipos de interés, % de amortización de los activos fijos, etc. Para ello, se identifican las variables más sensibles de cada modelo de simulación y sobre ellas se realizan los cambios.

El análisis de sensibilidad está basado en la investigación de los distintos resultados que se obtienen al modificar algún parámetro del modelo. Se consideran una serie de variables y los resultados en cada escenario. Estos resultados se obtienen mediante ecuaciones que relacionan unas variables. El objetivo final es obtener los flujos de caja, de los cuales se permite descontar y obtener el VAN, TIR y payback según se ha visto.

Se puede repetir el proceso para cada escenario, para poder obtener el VAN, TIR y payback comparativo de todos ellos y valorar lo que ofrece cada uno.

Ventajas planificación financeria a largo plazo

Las grandes ventajas de realizar una planificación financiera a largo plazo son:

  1. Facilita la gestión y hace a la empresa más confiable
  2. Permite conocer los riesgos y enfrentarse eficazmente a ellos
  3. Facilita la colaboración de todos los departamentos o áreas de la empresa, ya que se establece con claridad la asignación de responsabilidades
  4. Refleja el logro (o su inexistencia), lo que promueve la revisión de los procesos de negocio y fomenta la flexibilidad en la gestión, en este caso de las finanzas corporativas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *